Hacer la cama como en las revistas es fácil si sabes cómo | Sueño Mobiliario
Profesionales de los muebles y la decoración del hogar desde hace más de veinte años. Ofrecemos una producción sostenible y una colección con personalidad.
decoración, dormitorio, madera, dormitorio de revista
17684
post-template-default,single,single-post,postid-17684,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-child-theme-ver-18.0.7.1555327914,qode-theme-ver-26.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-19321

Hacer la cama como en las revistas es fácil si sabes cómo

Hacer la cama como en las revistas es fácil si sabes cómo

 

¿Qué tienen esas camas de las revistas de decoración que llaman a echarse una siesta?

 

A todos nos enseñaron a hacer la cama planchando bien las sábanas y recogiendo la almohada con la colcha. Antes era así pero, como sabrás, en las revistas de diseño las camas ya no aparecen así.

Hoy en día, la cama sigue siendo uno de los pilares fundamentales de una casa. Invertir en una buena estructura y en el colchón perfecto es una de las grandes decisiones de un nuevo hogar. Pero a la hora de elegir cómo vestirla, la cosa es más de estilo que de bolsillo (aunque adelantamos que un poco también).

Si buscas crear un entorno confortable, armónico y perfecto para leer, echarse una siesta o simplemente sentir orgullo de cama, presta atención a los siguientes consejos y ponlos en práctica aplicando siempre, por supuesto, tus propios gustos personales.

 

La calidad importa

De algodón, de lino o de satén… más importante incluso que el elemento principal de la composición de la tela es que el material, elijas el que elijas, sea orgánico. La transpirabilidad, el tacto y la durabilidad de una sábana orgánica es incomparable.

El color blanco es en principio un acierto seguro para las sábanas, pero luego veremos otras opciones con las que también puedes dar en el clavo. Un pequeño consejo: Si quieres que la sábana bajera quede perfecta, es mejor que utilices una sábana muy grande sin fruncir; con una doblez y con el propio peso del colchón se ajustará como un guante.

 

Ventila, sacude, mulle.

El tener una cama ideal no es solo cuestión de combinar colores y texturas, la limpieza y la frescura de cada elemento también entran en juego.

Ventilar la estancia 10 minutos al día es suficiente para conseguir que te encuentres ese frescor tan especial cada día al acostarte. Además, al hacer la cama por la mañana, recuerda sacudir y mullir las sábanas, almohadas y cojines. Si no quieres que las fibras se acartonen o se deformen, debes repetir este ejercicio con frecuencia.

 

Más es más.

Si nos conoces sabrás que es Sueño Mobiliario, en la mayoría de las ocasiones, apostamos por el diseño minimalista. Pero en el caso de la decoración de una cama, puedes permitirte ser un poco más cargante. Tienes nuestra bendición.

Completa la sábana y la colcha de la cama con cojines de todos los tamaños y mantas de distintos colores y texturas, esto le dará ese punto de confort que buscas. Olvídate de tapar todos los elementos con la colcha: las almohadas y cojines habrás de disponerlos en perpendicular al colchón y apilados unos sobre otros formando un segundo cabecero muy mullidito. Las mantas, recógelas en los pies de la cama para tenerlas a mano en cualquier momento, no hace falta que estén perfectamente dobladas, la naturalidad es una de las claves para que la estética funcione.

 

Colores: Miles de opciones, pero no todo vale.

Como decíamos, el blanco es un clásico que siempre encaja en una cama. Si optas por esta opción, ve pensando en otros colores y texturas para crear un contraste. En principio, no es aconsejable que todos los tejidos que utilices sean blancos, pues de esta forma la cama recordará más a un hospital que a un hogar. Combina el blanco con mantas y cojines de colores fríos y texturas exóticas. Tendrás una cama muy fresca perfecta para el verano.

Por otro lado, si eliges sábanas de tonos crema o tierra, tendrás una cama de revista si contrastas con tonos cálidos y texturas más naturales y orgánicas. Mantas de pelo o cojines aterciopelados serán los aliados perfectos en esta opción, sobre todo si estás buscando un nuevo look para tu cama en invierno.

 

El gusto por la imperfección.

La no perfección es la clave de la naturalidad en una cama. Coloca las sábanas como te resulte más cómodo para introducirte en ellas, no las tapes completamente con el edredón o la colcha: no es cómodo, ni bonito, ni nos ayuda a que las sábanas y el colchón transpiren.

Lo mismo con las mantas y cojines. Las arrugas son realmente bellas. Y la asimetría también. Si te obsesionas buscando la linealidad de las formas y el perfeccionismo, perderás naturalidad y belleza.