Cómo convertirme en el perfecto anfitrión esta Navidad
Qué plantas pongo en el salón
plantas, interiorismo, decoración, plantas de interior, decoración salón
17930
post-template-default,single,single-post,postid-17930,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-child-theme-ver-18.0.7.1555327914,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Cómo convertirme en el perfecto anfitrión esta Navidad

Cómo convertirme en el perfecto anfitrión esta Navidad

Sigue estas sencillas pautas para dar la talla como anfitrión en estas fiestas en casa.

 

Navidades otra vez. Y este año te toca ser el anfitrión.

Ahora que se acercan las reuniones y cenas navideñas, y este 2020 más todavía, que todos tenemos muchas ganas de juntarnos, en Sueño nos hemos propuesto facilitarte esta labor con una serie de consejos. Para que los invitados queden encantados y para que triunfes más que nunca en estas fiestas.

Ser el perfecto anfitrión no es tarea sencilla, ya que tenemos que conseguir que nuestros invitados se sientan lo más cómodos posible y, por supuesto, disfrutar uno mismo de la reunión. Toma nota de estos sencillos pasos y todo el mundo quedará encantado con el anfitrión de este año.

 

  1. Organiza todo con antelación

Antes de nada, prepara unos canapés fríos y consérvalos en la nevera. Es importante tener un aperitivo preparado por si alguien llega antes de lo previsto para que nadie se sienta desatendido. Por otra parte, haz la compra con antelación para evitar aglomeraciones y precios desorbitados. En Navidad todo sube.

Ten un sitio preparado para abrigos y pertenencias de tus invitados. Coloca con dedicación cada abrigo y cada bolso, tus allegados de lo agradecerán enormemente. Y, por supuesto, no descuides la música y la iluminación. En este sentido, no solo pienses en tus gustos personales sino en algo más neutro y familiar que pueda conquistar a todo el mundo.

 

  1. Marca la diferencia con pequeños detalles

Cuida la decoración. Evita llenar la casa de adornos antiguos y sobrecargados, las nuevas tendencias en diseño que encontrarás en revistas de decoración pueden ayudarte a crear un ambiente diferente y muy chic.

Ofrece una alternativa de menú. Infórmate previamente sobre la posibilidad de que alguno de tus invitados sea intolerante a algún alimento, o quizás vegetariano. Además, ten en cuenta si asisten niños a la velada, prepara un menú acorde a sus gustos, así como una mesa aparte para ellos y actividades lúdicas para la sobremesa.

Estos detalles harán que tus invitados se sientan como en casa.

 

  1. Ten en cuenta el tipo de invitados

Haz que todas las personas que asisten a la reunión se sientan a gusto. Presenta a las personas que no se conocen y colócalas en la mesa según su parentesco y afinidades, evitando que nadie se quede excluido.

Si hay algún invitado nuevo, siempre está bien mezclar a personas afines. Quién sabe, siempre pueden surgir nuevas relaciones y que esta velada pase a ser la anécdota del día que se conocieron fulanito y menganita.

Que esta velada sea memorable es cuestión de tratar a todo el mundo con respeto y cariño, teniendo en cuenta los gustos personales de cada persona.

 

  1. Cuida la imagen personal

Aunque hayas estado todo el día con los preparativos, cuida tu imagen y planifícala con antelación, de tal forma que tu imagen esté perfecta en el momento que los invitados empiecen a llegar.

 

  1. Alarga la velada

No des por concluido el encuentro tú mismo. Por protocolo, deben ser los invitados los que decidan finalizar la reunión. Acompaña a cada uno a la puerta, despídete con protocolo Covid y agradece su visita.

 

  1. En cuanto a la comida…

Evita las salsas y las comidas pringosas, sobre todo en los aperitivos. Es muy fácil que acaben en el sofá. Y modérate con el alcohol. Está bien tomar una copa, pero beber en exceso causará una mala impresión en tus invitados. A la hora de planificar las cantidades, ten en cuenta que se trata de una celebración. No escatimes en cantidad ni en calidad.

Como conclusión final, ten en cuenta que estos son solo algunos consejos generales que no tienen por qué adaptarse al cien por cien a tus circunstancias o a tu familia. Ante todo, sé tú mismo y disfruta de un día tan especial como la Navidad con tu propio estilo y personalidad.