Las 5 claves para cuidar tus muebles de roble natural.
Profesionales de los muebles y la decoración del hogar desde hace más de veinte años. Ofrecemos una producción sostenible y una colección con personalidad.
cuidar madera, tratamiento madera, cuidar roble, mobiliario, decoración, muebles, madera, roble
17601
post-template-default,single,single-post,postid-17601,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-child-theme-ver-18.0.7.1555327914,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Las 5 claves para cuidar tus muebles de roble natural.

Las 5 claves para cuidar tus muebles de roble natural.

Cuidar tus muebles de roble es bueno para la madera y para ti.

Si algo tiene personalidad propia es ese mueble de madera de roble natural que tienes en casa. Más allá de estilos y modas, la madera ha sido y será la gran protagonista en los salones y dormitorios de nuestros hogares. Y es que no hay dos piezas iguales, cada veta es única y cada mueble tiene su propia historia. Cuidar tus muebles de roble no es complicado. ¿Conoces las cualidades de este tipo de madera? ¿estás seguro de saber cómo cuidar tus muebles de roble natural?

Estamos hablando de un elemento permeable, los factores externos afectan a su estado de forma directa. Un producto inadecuado, la luz o un olor muy fuerte afectan al estado de la madera. Sin ponernos tiquismiquis, hay cinco cosas que debes de tener en cuenta si quieres cuidar de tus muebles de roble para que luzcan como el primer día con el paso de los años.

1. Cómo limpiarlos

Ni espray ni crema, no necesitas ningún producto comercial para limpiar tu mesa, cómoda o estantería de roble natural. Sobre todo, evita aquellas sustancias que contienen amoniaco. A la larga, estos productos son abrasivos con la madera y aceleran su decoloración natural.

limpiando mueble de madera de roble naturalLos muebles de roble acabados con aceites y ceras ofrecen un aspecto natural tanto al tacto como a la vista, es importante proteger estos acabados para resaltar su belleza a lo largo de los años. Un paño húmedo que no suelte pelusa será suficiente. Escúrrelo bien para que no deje manchas de humedad en la madera y listo.

Para conservar tus muebles de madera de roble en perfecto estado también es importante mantenerlos hidratados. Lo recomendable es aplicar cera para muebles dos veces al año. Es muy sencillo, solo tienes que aplicar la cera con la ayuda de un paño en el mismo sentido de la veta de la madera.

2. Frente a la humedad y el calor.

Es importante que aquellas estancias de nuestra casa en las que tenemos muebles de madera natural o chapados con maderas naturales tengan una concentración de humedad más bien baja. De lo contrario, podría ocurrir que el exceso de agua provoque que la chapa pierda adherencia formando pequeños bollos en el mueble. Con utilizar un deshumidificador los días de lluvia, solucionamos este problema.

Y no solo la humedad, la calefacción excesiva o el aire acondicionado también pueden provocar que las fibras de la madera se contraigan y se resquebrajen. Cuidado con los grandes cambios de temperatura, la madera prefiere mantenerse en un ambiente templado durante todo el día.

3. Pon atención a la luz.

Es importante tener en cuenta que un mueble varía un poco su tonalidad con el paso de los años. Para cuidar la madera de roble y ralentizar este proceso, pon en práctica estos sencillos consejos respecto a la luz de tu hogar.

Lo primero, aleja tus muebles de la luz directa en la medida de lo posible. La exposición permanente al sol daña el acabado natural de la madera y con el tiempo su color se desvanece más rápidamente. Si no quieres cambiar tus muebles de sitio, recuerda cerrar las cortinas en las horas más luminosas del día.

Por otro lado, no descuides la luz artificial. Una lámpara sobre una cómoda o aparador o las luces de techo que iluminan una mesa de comedor son amenazas para tus muebles. Revisa los vatios de estos puntos luz, seguro que puedes reducirlos sin que la estancia se oscurezca en exceso. Con estos consejos estarás favoreciendo que la luz no provoque cambios de color en la zona iluminada de tu mueble.

4. Cómo mover un mueble de roble.

Si decides cambiar un mueble de roble natural de una estancia a otra o instalarlo en otro domicilio, ten en cuenta que, a pesar de ser un material rígido, también es relativamente frágil. Debes evitar posibles torsiones que pudieran provocar un mal funcionamiento en las guías que abren los cajones o en las que deslizan los extensibles de las mesas de comedor. Tómatelo con calma y, si no lo ves claro, pide ayuda a una empresa de mudanzas de confianza.

 

Recuerda lavarte las manos antes de manipular tus muebles de madera natural. Las cremas de manos o la suciedad pueden dejar manchas de huellas en tu mueble que no son fáciles de eliminar, sobre todo en aquellos acabados con aceites y ceras naturales.

5. Mímalo mucho.

Es un elemento natural con vida propia, cuídalo como se merece y estará como nuevo durante muchos años. Está demostrado que la madera de roble ayuda a establecer un equilibrio saludable mente-cuerpo entre los habitantes del hogar. Pero más allá del feng shui, está claro que se trata de un material reconfortante que aporta bienestar y calidez a tu vida: mimar nuestros muebles es terapéutico.