Cómo elegir interiorista para diseñar mi hogar | Sueño Mobiliario
Profesionales de los muebles y la decoración del hogar desde hace más de veinte años. Ofrecemos una producción sostenible y una colección con personalidad.
decoración, dormitorio, madera, dormitorio de revista
17681
post-template-default,single,single-post,postid-17681,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-child-theme-ver-18.0.7.1555327914,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Cómo elegir interiorista para diseñar mi hogar

Cómo elegir interiorista para diseñar mi hogar

 

La persona que diseñe el interior de tu casa acabará por conocerte tanto como tu propia familia.

 

No hay en el mundo persona que conozca mejor tus gustos que tú. Punto. Podríamos terminar aquí este artículo, pero pensamos que quizás puedas necesitar alguna que otra ayuda más. Pero lo cierto es que esta primera frase resume muy bien lo que queremos transmitir en estas líneas. Tú eres, por poca o ninguna experiencia que tengas, el mejor candidato para satisfacer tus propias necesidades de diseño.

Aclarado esto, optar por contratar a un interiorista que te ayude a dar forma a tus ideas y que ponga orden a las necesidades de tu vivienda es una buenísima idea. Una persona que se dedica a transformar espacios tiene la formación, la experiencia y, sobre todo, la pasión necesaria para construir el marco perfecto para tu vida, que es tu hogar.

Una vez que has decidido contar con la ayuda de profesionales, llega la siguiente cuestión: ¿y dónde encuentro yo a un interiorista? En este punto lo mejor es que te respondas a ti mismo a una serie de preguntas que te van a ayudar a decantarte por el mejor para ti, que ya te adelantamos que no tiene por qué ser el mejor de los mejores.

 

Lo primero: define qué tienes claro y qué no.

Algunas personas tienen claro el color de las paredes, pero no saben qué tipo de madera elegir para sus muebles. Otras tienen claro el estilo que quieren para sus muebles, pero no saben dónde colocarlos. Antes de nada, piensa (y apunta) qué necesidades reales tienes y verás que no necesitas un interiorista que te ayude con elementos del espacio que tú ya has decidido.

Si en tu caso no tienes ni idea de por dónde empezar, entonces necesitas a una persona que sepa escucharte, entenderte y dar forma a tus gustos y necesidades desde cero. No pasa nada, pero deberás de ser honesto, contigo mismo y con él.

 

Establece el presupuesto

Contratar un servicio de interiorismo que te dé confianza y te ayude a dar forma a los espacios de tu casa es importante, pero ¡ojo! no te gastes todo el presupuesto antes de elegir unos muebles de buena calidad, o te arrepentirás.

Lo ideal es tener claro cuánto, más o menos, quieres gastar en cada cosa. Un buen profesional sabrá guiarte también en este sentido.

 

Conoce el trabajo y la experiencia de cada interiorista

En todo estudio de interiorismo estarán encantados de enseñarte sus mejores trabajos sin compromiso. No te cortes, llama a todos los que te apetezca y cotillea qué han hecho en espacios similares al tuyo; esto te dará grandes pistas para hacerte una idea de cómo va a quedar tu proyecto.

Si vas a contratar el servicio de un estudio donde trabajan varias personas, asegúrate de quién va a ser la persona que trabaje contigo y cuál es exactamente su experiencia y trayectoria en la empresa. Es importante que esa persona sea la que realmente te da confianza, ella será la que acabe conociendo tus gustos y los de tu familia tanto como tú.

 

Pide una entrevista con los que más te gusten

Es determinante que conectes con tu interiorista a un nivel con cierto carácter personal. Piensa que el interior de tu hogar es el reflejo de tu propia personalidad y, por lo tanto, si alguien va a ayudarte a construirlo, debería conocerte bastante bien. La intuición puede ayudarte a seleccionar a uno o a otro candidato cuando tienes dudas; ese feeling que sentimos con ciertas personas que acabamos de conocer puede ser un punto realmente decisivo para saber que estás ante tu candidato ideal.

 

Enséñale referencias de lo que te gusta y lo que no

Muy bien. Ya te has decidido. Ahora empieza realmente el trabajo. Para empezar, lo mejor es que investigues un poco (por Google) qué tipo de casas te gustan y cuáles no. Atención, tan importante o más es que tengas claro lo que te interesa como lo que no. Esto te ayudará a definir tus líneas rojas y la persona que te ayuda a crear un espacio te lo va a agradecer. Por ejemplo, puede que te guste un estilo contemporáneo, pero no los colores oscuros. Busca fotos en foros, revistas, redes sociales y enséñaselas. Esto sí y esto no. Es muy fácil e incluso divertido.

Déjate llevar y asesorar por el experto o experta que elijas, pero recuerda que tú tendrás siempre la última palabra. Si no trabajáis de la mano, es probable que haya cosas que finalmente no te convenzan.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies